miércoles, 22 de febrero de 2017

¿Es bueno que los juegos tengan competencia?

Esta es una curiosa reflexión que me hice hace un tiempo, y me gustaría recuperar. Una opinión sin más sobre la industria de los videojuegos y la competencia que hay en ella, como puede afectarlos y lo que creo que sucede. No sé si será la más correcta, pero por eso el título de la entrada tiene calidad de pregunta. ¿Se considera bueno que los juegos tengan competencia? ¿Tiene puntos fuertes o malos?


Puntos positivos: Las compañías de los juegos se ponen las pilas y hay variedad. 

Sinceramente, creo que un solo juego tenga todo el monopolio no me parece muy positivo para la comunidad. Pueden aprovecharse como quieran de sus usuarios porque, al no tener competencia de ninguna clase, siempre se sentirán seguros y pueden "mangonear" a los usuarios como más les plazca, sin sufrir grandes pérdidas por ello.

Sin embargo, creo que cuando tienes competencia en un modelo de juego/género (en concreto), tienes que esforzarte en hacer que tu juego sea mucho más atractivo y ofrezca mejores cosas que puedan ofrecer tus rivales, y cuanta más calidad tenga tu juego frente al resto (e incluso cuanto más escuches a la comunidad…), tu juego más gente atraerá, e incluso más gente mantendrá o más de ésta recomendará a sus amigos, que a veces el 'boca a boca' ayuda más de lo que uno se imagina.

Esto yo lo veo bastante habitual en juegos online, como por ejemplo el género MOBA, en el que tienen que haber tráfico de cambios y añadidos constantes y otros eventos para llamar la atención a los jugadores. Aunque a veces eso no significa que se pongan las pilas en otros ámbitos, como por ejemplo en un sistema que regule la toxicidad de la comunidad (los reportes) y otros similares, pero en lo que es añadir contenido en el juego y que se vea atractivo y mostrar información cada poco tiempo para tener a la comunidad enganchada y debatiendo sobre los cambios o lo que podrían añadir en el futuro, hace que un juego se "movilice" y mantenga enganchados a sus seguidores.

En otras sagas también puede ocurrir lo mismo: en la época en la que aparecieron por primera vez los juegos de plataformas o de lucha, de inmediato sobre las "estrellas" empezaban a tener competencia igual de dura: Mario contra Sonic en su momento por ejemplo, y eso resultó en una rivalidad que personalmente considero "sana", que hizo que intentasen reinventarse cada vez más con cada nuevo juego que iría saliendo al mercado, como fue sucediendo con Mario y sus siguientes entregas, como la entrega de Nintendo 64.

Cuando hay bastante competencia, las compañías tienen que buscar el mejor método para avanzar en sus juegos y ofrecer algo que no ofrezcan las demás o algo nuevo en su saga habitual para que siga siendo llamativa, atractiva y divertida (sin contar a los "fanboys" que siempre compran cualquier cosa de la saga, por horrible que parezca). A veces funciona, y otras veces, no. Pero el intento, el atrevimiento está ahí.

Puntos negativos: Mercado sobresaturado.

Cada vez que se anuncia un nuevo MOBA o un nuevo juego de disparos, e incluso un juego de cartas o sandbox, leo muchos comentarios con la frasecita de "¿Otro?" o "¿Otra vez?", y me incluyo a mí misma. Y es que es un hecho, a veces tener demasiada "competencia" se traduce en sobresaturar el mercado, y en muchas ocasiones, ver plagios o clones malos unos de otros.

¿Qué pasa cuando se sobresatura el mercado? Que tu interés por el género disminuye, porque se vuelve todo repetitivo y cansino, sobre todo cuando, al intentar probar nuevos de ese género que te gusta, estás ya en demasiados o se vuelven plagios descarados que terminan desganando o aburriendo, y cada nuevo juego que salga de este género, te produce desidia.

Probablemente, empieces probando muchos juegos que se parezcan a tu favorito, y te quedes incluso en la mitad (o menos) de los que hayas probado, hasta que empiezan a salir tantos que la mera idea de probarlo y empezar de cero en prácticamente lo mismo (y a veces de peor calidad), hace que te desanime en ese mercado con ese género, y en algunos casos, hace que te hartes de los que ya estás jugando.

Y como no, esto también pueden generar malas copias o plagios descarados de juegos más famosos, desde al mismo League of Legends, cambiándole hasta el género convirtiéndolo en un juego de móviles de solo dar toquecitos simples en la pantalla como un juego de rol cutre por turnos, hasta muchos otros conocidos, como el mismísimo Mario Bros.

Al final, que una saga/género de juegos en general tenga tanta competencia también puede ser un arma de doble filo, muchos querrán subirse al carro y explotar esa temática o mecánica para llevarse un trocito de pastel, y sobresaturar el mercado para que algunos apenas sean jugados o aporten importantes pérdidas a sus creadores pensando que lo tendrían todo mascado. A veces, la cantidad no significa calidad (y esto es un mensaje para todos… aunque no tiene nada que ver con el tema, también hay que pensar en esto en Youtube).

Esto sin contar otra arma de doble filo que puede incluso empeorar la calidad de una saga consolidada (aunque pueden haber muchos otros factores), que o bien ha evolucionado "demasiado" y se ha alejado de sus orígenes, o bien no ha evolucionado apenas como se esperaba y se ha quedado estancado. Aún así, esto también dependerá de otros factores, así como los usuarios a espaldas de estas sagas y su fidelidad (o su "ceguera de fanboy", que también hay muchos casos).

Y seguro que hay muchos más ejemplos (y si, incluso esto ocurre más allá de los videojuegos, como en cualquier otra clase de producto... incluyendo revistas de prensa, y seguro que se os ocurren muchos más).